Son Gall, productores agrarios ecológicos en Mallorca

¿Qué es la producción agraria ecológica?

Se trata de un sistema de gestión de la producción basado en la ausencia total del uso de fertilizantes, hormonas del crecimiento, pesticidas, o abonos químicos, no alterando de manera artificial el crecimiento de las plantas.

Se acredita y certifica mediante un sello y un número de licencia.

 

El organismo regulador de este sello, aquí en Baleares, se denomina CBPAE, este es el comité encargado de auditar a los huertos inscritos, acreditando así que la producción cumple los requisitos, otorgando sello y licencia a los productores que lo soliciten y cumplen dichos requisitos.


 

¿Qué entendemos en Son Gall por agricultura ecológica?

Básicamente entendemos este sistema de producción como Equilibrio*

 

Creemos firmemente que la agricultura ecológica es una de las vías de solución a la elevada contaminación que está sufriendo el planeta.


Tras observar los cuantiosos inconvenientes y "daños colaterales" que genera la agricultura "convencional"; producción masiva, largos transportes en cámaras frigoríficas, pérdida de soberanía alimentaria, de mano de obra humana y por consiguiente: de entorno rural y natural.

 

Los agricultores ecológicos proponemos minimizar el impacto de estas técnicas, implementando técnicas mas sostenibles; cómo reciclaje de materia orgánica para mejorar la calidad del suelo, aprovechamiento biológico de algunos organismos para encauzar el control biológico de insectos y enfermedades en las plantas. Simplemente, utilizando la energía y la red de la cadena trófica del ecosistema.

 

Si intentásemos explicarlo mediente ejemplos: las plagas, por ejemplo, son la consecuencia de la falta de armonía en el mismo. La buena salud de las plantas mediante los nutrientes adecuados de un suelo orgánico, de un riego apropiado, con suficiente sol y por supuesto; plantadas dentro de la temporada natural, constituyen la sustentación para lograr resistencia y soportar un cierto porcentaje de daños de plagas, con un buen poder de recuperación.

 

Así, el agricultor ecológico (de alguna manera) pasa a ser el mediador, proporcionando las condiciones naturales que las plantas necesitan para crecer fuertes, saludables y resistentes a las plagas, interfiriendo lo mínimo en el ciclo perfecto y natural: esta es la armonía de la que se habla cuando nos referimos al equilibrio natural; aprovechamos, simplemente, las ventajas que otorga la biodiversidad, respetando la tierra.

 

Una reducida superficie sembrada, acompañada del suficiente grado de biodiversidad (la cual alarga la cadena alimentaria), hace posible el equilibrio. Sin necesidad de hormonar, ni tratar químicamente la cosecha.

 

En los sistemas pobres, (un campo o invernadero entero plantado únicamente de tomates, por ejemplo) dada su disponibilidad y abundancia, los fitófagos "come-tomates" encuentran rápidamente su alimento, sin embargo, en un sistema complejo; compartido por tomates, berenjenas, calabazas, flores, frutales, plantas aromáticas, etc... con una estructura más estratificada, hacen que resulte más difícil a los "come-tomates" desarrollarse. Ya que un campo de únicamente tomate... sería la delicia de los mismos! Como poner un caramelo en la puerta de un colegio, vaya!! :-)

 

Es díficil de explicar, y no.. los "come-tomates" no existen como tal.. :P

 

Así que para completar la defición de equilibrio en la que querríamos hacer hincapié:

 

*Equilibrio, definición del latín aequilibrĭumPeso que es igual a otro y lo contrarresta, armonía, mesura, sensatez...


Aplicandolo a nuestro "terreno" de la siguiente manera:

 

1.-Ecuanimidad, mesura entre producción y uso de esa producción.


Es decir; no produciendo cantidades industriales con el único objetivo de obtener mayores beneficios, sino, produciendo lo que se necesita y realmente se va a consumir... nos preguntábamos:  ¿A donde va a parar toda esa fruta y verdura que exponen en las grandes superficies? ¿Realmente se le da un uso eficiente y lógico a todo?

 

2.- Armonía; "explotando" la tierra, pero cultivando de maneras no agresivas para el suelo, fauna y flora, ocupando un espacio en la tierra, pero interfiriendo lo menos posible en el ciclo natural de esa zona y su ecosistema.

 

3.- Sensatez en los actos y juicios, que el consumidor (para nuestro agrado), está aprendiendo a valorar; vosotros, los consumidores sois los que estáis haciendo posible este tipo de producciones apoyando con vuestro consumo este tipo de agricultura.

 

Haciendo bien lo que sabemos hace siglos que funciona y respetando el medio, no experimentando de manera inconsciente, sin preveer las consecuencias o efectos secundarios de nuestros actos. En un mundo en que se crean plantas en laboratorios; donde alteran químicamente el comportamiento de las plantas para su beneficio, las cultivan en grandes superficies y las "mezclan" en el ecosistema del planeta... después nos preguntaremos porque están desapareciendo las abejas, por que ya no existe el pueblo de tus abuelos, o por que cada día hay menos entorno rural?

 

Desde Son Gall estamos convencidos de que los mercados los conformamos los consumidores mismos y no wall street, ni la bolsa... solo hace falta que seamos conscientes de nuestro poder como tal y con nuestros actos y hábitos de consumo, impulsemos lo que deseemos preservar y formemos parte activa, rechazando lo que deseémos evitar. Por ello, el lema de esta campaña es: Piensa global, actúa local.

¿Cómo gestionamos nuestro huerto?

Para hacer realidad el concepto de equilibrio en nuestro huerto, repartimos el 100% de nuestra producción de la siguiente manera:

 

20% para la conservación de fauna y flora del ámbito rural. Tributo a la naturaleza :-)


No "aprovechable" para consumo humano, siendo un más que merecido tributo a la naturaleza y ecosístema del lugar. "Comunidades" de insectos varios (abejas, avispas encargadas de polinizar la producción) se nutren de racimos de uvas e higos en verano, siendo esta su única fuente de agua en esa época. Abejas y avispas, que a su vez, son imprescindibles para la polinización de las plantas y en consecuencia; del equilibrio del planeta, o al menos de nuestro huerto.. :-) Parte de los melones y sandías son alimento de conejos, musarañas y demás roedores que los usan como alimento (nos "roban" y nosotros encantados, jejeje). Roedores que a su vez, son en sustento de muchas aves (algunas de ellas en peligro de extinción).

 

20% que se convierte en compost; todo aquel producto que ha sido "tocado" por nuestros "amigos" los roedores y demás bichetes, o que no es aprovechable, se descarta de la venta y se devuelve al suelo en forma de abono.

 

60% destinado a consumo humano.

Metas y objetivos

Ofrecer la posibilidad de consumo de productos sanos, recién cosechados y libres de químicos. Volver a los ciclos naturales de producción y alimentación local y de temporada.

Asegurar la conservación y preservación de nuestro entorno rural y sus especies.

Animar a otros agricultores y consumidores, demostrando que otra manera de producir y de consumir es posible y que cada vez seamos mas y más! El planeta lo merece!

Contribuir a la soberanía alimentaria de la isla y a la preservación de las antiguas profesiones. Vivir dignamente de hacer lo que nos gusta y como toca! :)

--622 32 20 12--

Lunes a Viernes:

9:00-17:00 

Sábados: 10:00 a 14:00 

Domingos y festivos cerrado

 

GRUPO DE CONSUMO

 

Los interesados en formar parte del grupo, deberéis rellenar la siguiente solicitud.

 

 

 

Fruta y verdura ecológica en Mallorca.

Cestas ecológicas y económicas, productos frescos bien presentados. Alimentación local y de temporada.

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN:

18/09/2017